PERSONALIDAD


La palabra PERSONALIDAD es de origen Griego, deriva de “prosopón” que significa máscara, tiene que ver con las caretas que usaban los actores para interpretar las tragedias.
La personalidad es la medida en que nos reconocemos, se va construyendo con las ideas que tenemos de nosotros mismos y las reacciones que nos devuelven los demás, como nos suelen tratar, si son amables, si se preocupan por nosotros, nos respetan o ignoran.
Se va adquiriendo y  moldeando en el entorno familiar, quizás ahí eras el inteligente, el torpe, responsable o el payaso, en el cole tenías el mote de empollón, el vago/a, guapa/o, fea/o y de todo aquello que nos decimos a nosotros mismos, soy un desastre, soy competente, no valgo para esto, soy genial…etc.

En realidad la vida es como un teatro, muchas veces usamos esas caretas según el papel que tenemos que desempeñar en la vida, nos ponemos una coraza para que no nos hieran, somos amables solo para conseguir algo, desarrollamos estrategias para relacionarnos, algunos fuimos muy osados para salir victoriosos o más pasivos para inspirar compasión, otros nos evadimos de la realidad o somos los débiles que siempre se están quejando o enfermos para tener atención y cuidados.

Si cuando éramos niños nos pusimos la mascara de “valientes” que nos permitió no tener miedo y que nadie nos dañase, ahora quizás es una barrera para demostrar nuestro cariño o dejarnos querer con entrega y confianza.

Una vez que cumplen su función tenemos que ser honestos con nosotros mismos y dejar de utilizarlas para que aflore nuestro verdadero yo. Deshacerse de esas caretas no es fácil, nos han protegido durante el camino de nuestras vidas, pero poco a poco, aprendemos que contamos con nuevos recursos que no teníamos de pequeños y estos nos permiten relacionarnos con más seguridad y sin miedo a mostrarnos como somos.
Cuando somos aceptados y considerados tal como somos, tendemos a sentir aprecio por nosotros mismo y nos valoramos mucho más. Son esas características o cualidades originales que nos distinguen de otros y nos convierten en algo tan especial.
Dejemos que los demás vean nuestra verdadera persona­lidad, esa que se encuentra fuertemente arraigada, que es sólida y por eso no resulta fácil cambiarla, pero es la esencia de lo que somos.

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD:

CONSISTENCIA, la personalidad permanece relativamente estable.

DIFERENCIADORA, la personalidad permite identificar a cada individuo como un ser único.

EVOLUTIVA, puede variar a largo plazo por la interacción con el medio, por las experiencias vividas.

PREDICTIVA, la personalidad es una compleja combinación de características y comportamientos que hacen difícil su predicción.

 

 

 

Share on Facebook
Publicado en CRECIMIENTO PERSONAL por patty. 3 comentarios

EL BUEN AMOR

 

He recibido muchos correos, lo cual agradezco de todo corazón, de personas que se sintieron identificadas con el tema anterior y preguntándome como es el “buen amor”, por eso he decidido escribir esta segunda parte.

Cuando nos sentimos atraídos por alguien, tenemos curiosidad por conocer a esa persona, empezamos a disfrutar de su compañía, nos hacemos novios y nos gusta como es, así que empezamos a compartir sueños y proyectos de futuro.

Pero la intensidad emocional que sentimos al principio, no garantiza la duración de la relación, los sentimientos son necesarios para iniciar un compromiso, pero no suficientes para que la pareja funcione.

No podemos olvidar que vivir en pareja implica renunciar a una parte de nuestra vida individual, pero si esto se hace respetando el ritmo de cada uno, es más fácil adaptarse al cambio.

El amor se construye con el tiempo, lo rápido, es solo enamoramiento, vamos creando un vínculo que se nutre de nuestro desarrollo, por eso no debemos olvidar que somos personas individuales  y juntos estamos creando un “nosotros”.

Para poder amar de verdad, necesitamos expresarnos con libertad y claramente, cuando callamos por temor a contrariar al otro, dejo de ser yo.

¿Por que nos cuesta tanto pedir aquello que esperamos de nuestra pareja? queremos que nos lean la mente y adivine nuestras necesidades y si no lo hace, parece que no nos quiere de verdad. Con lo fácil que es hacer una petición del estilo: “Me encanta cuando me abrazas” o “Me gustaría que me sorprendieras con esto o aquello”….. pero si nos encanta complacer a la persona amada, solo tienen que recordar cuando han decidido regalarle aquello que lleva tiempo deseando tener, nos ponemos nerviosos antes de entregárselo y disfrutamos solo imaginando la cara que va ha poner cuando lo vea.

Muy importante para amar sanamente es expresar con honestidad lo que sentimos, en lugar de proyectar el enfado que experimentamos. No es lo mismo decir “Me siento muy molesta/o cuando te hablo y me ignoras” que “Me pones enfermo/a cuando no me escuchas”. En la primera frase “yo soy el que se siente así”; en la segunda “eres tú el que me pone así”. Ya hemos dicho lo que no nos gusta, ahora sería bueno hacerle saber al otro lo que esperamos de el. Cuida la forma en que te expresas, si no corres el riesgo de lastimar a la persona que amas, recuerda el refrán: “No es lo que se dice si no como se dice”.

No des por hecho que el otro sabe cuanto nos importa, hay que decirlo en el momento en que lo estas sintiendo, y demostrarlo siempre que tengas ocasión.  Transmitir lo orgulloso que nos sentimos por lo que ha logrado, lo que nos complace que tenga detalles o simplemente decirle “te quiero”.

Para estar juntos y que prospere el amor, no hay que olvidar quienes somos, a donde queremos ir y quien queremos que nos acompañe, tenemos que tener claro cual es  nuestra meta en al vida y luego encontrar a alguien que vaya en nuestra misma dirección, cuando lo hacemos a la inversa solemos tener muchos desengaños.

Construir un buen amor requiere de aceptación, compañerismo y responsabilidad, todo esto aderezado de creatividad y erotismo, tiempo para que cimiente lo construido y no olvidar que la mejor relación es aquella que no nos hace sufrir.

Creo que el mejor regalo

que puedo recibir de alguien

es que me vea, que me escuche

que me entienda y que me toque.

El mejor regalo que puedo dar es ver,

escuchar, entender y tocar a otra persona.

Cuando se ha hecho esto, siento que

se ha establecido contacto.

“EN CONTACTO ÍNTIMO” Virgina Satir

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Publicado en PAREJAS por patty. No hay comentarios

AMAR SIN MIEDO

Hay dos tipos de miedos en las relaciones de pareja, el temor al abandono y el temor a la invasión.
Cuando dos personas se conocen y salta esa chispa inconfundible que nos dice “esto es lo que andaba buscando”!!!! empieza una complicidad muy especial, donde cada uno se abre más al otro y la vida gira en torno a la relación.
De pronto, uno de los dos comienza a sentirse muy seguro de la relación, mientras el otro siente que pierde su libertad, se siente invadido y empieza a tomar distancia, en la otra parte crece la idea de que puede ser abandonado e intenta acercarse accediendo a casi todo para que no se produzca ese alejamiento.
El miedo, es precisamente lo que nos impide decir lo que pensamos, tememos perder al otro y quedarnos solos, miedo a no encontrar a otra persona que nos ame, miedo a no inspirar amor en otro, cuando la clave para tener una buena relación, es sentirse con la confianza de decir, pensar y actuar con libertad.
Algunas maneras de amar nos dañan mucho, cuando dejamos de ser nosotros mismos para convertirnos en lo que el otro demanda, nuestro bienestar emocional se deteriora llegando a dudar sobre nosotros y pensando que somos culpables de que las cosas no funcionen.
Son muchas las razones para decir ¡¡basta!! pero pienso que estas son las principales:
CUANDO NO TE AMAN, no hay nada que negociar.
CUANDO PIERDES TU DIGNIDAD, aceptas que utilice mecanismos como la culpa, el sarcasmo o la burla para manipularte, mermando tu autoestima.
CUANDO PIERDES TU IDENTIDAD, pasas por alto muchas cosas por que sabes que si le dieras la importancia que se merecen, te causarían mucho dolor y pondrían en peligro la relación.
Vale todo en el amor? creo que no y es por eso que hay que saber cuando decir “SE ACABO”
Estar enamorado no es sufrir, si uno o los dos experimenta más momentos de sufrimiento que sensaciones de felicidad, la relación está sometida a un gran desgaste.
Saber reconocer que nuestra relación no es sana, nos ayuda a enfrentarnos a ella evitándonos muchos sufrimientos.
Suelo invitar a la gente a preguntarse, siempre encuentras una respuesta, y una buena pregunta sería: ¿Como quiero que me amen?

Share on Facebook
Publicado en PAREJAS por patty. 7 comentarios

¿QUE ME HACE FELIZ?

Suelo preguntarle a las personas que cosas les hacen feliz y siempre me sorprende la variedad de respuestas que obtengo, para algunos es una tarde en el campo, un paseo por la playa, bailar, cuidar las plantas, el deporte, observar la naturaleza, escribir, jugar con los niños, quedar con los amigos, una buena cena, la música, estar con nuestra mascota, el teatro, una puesta de sol, un trabajo bien hecho, pintar, compartir con la familia, etc..

De ahí que la felicidad no es un estado permanente, si no la evaluación que uno hace de las cosas que vivimos, son esos pequeños momentos, donde  experimentamos emociones positivas  de una moderada intensidad, cuando más felices somos .

La felicidad tiene que surgir del interior, es una capacidad que todos tenemos y debemos aprender a desarrollarla, para hacerlo, es necesario disminuir el grado de exigencia a la hora de juzgar que cosas nos harían felices.

Estamos inmersos en una sociedad que nos inculca a desear aquello que no tenemos, cuando no lo conseguimos, genera en nosotros mucha frustración, y tendemos a no valorar lo que ya poseemos.

Hay que aprender a ser feliz con nuestros logros y disfrutar de las cosas que hemos ido consiguiendo a lo largo de nuestra vida.

Seguro que tenéis un recuerdo, un suceso que solo duró un instante donde os sentisteis muy felices, unos segundos que han permanecido para siempre en tu memoria. Cierra los ojos y piensa en ese momento, sentirás como esa sensación vuelve a recorrer tu cuerpo como el primer día.

¿De que te sientes feliz ahora?

 Somos más felices:

A medida que nos hacemos mayores.

Cuando tenemos relaciones sociales.

Al lograr las metas que nos proponemos.

Si somos optimistas.

Y  no te olvides que la felicidad es contagiosa.

 

 

Share on Facebook
Publicado en CRECIMIENTO PERSONAL por patty. 12 comentarios

ALIMENTO PARA EL PENSAMIENTO

Una mañana, Sócrates había ido a dar un paseo por las afueras de la ciudad de  Atenas. Se sentó a descansar y a sus pies dejó un pequeño petate con comida que le había hecho su mujer.

Estaba pensando si abrirlo ya o dejarlo para más tarde, dentro del petate, había ensalada Griega, que era su plato preferido. Sintió la tentación de ponerse a comer antes de la hora, justo cuando se disponía hacerlo, apareció un viajero y le gritó:

“¡Saludos, buen hombre! ¿Puedes decirme si este es el camino para Atenas?”.

“Sigue todo recto, es una ciudad bastante grande, no tiene pérdida” le aseguró Sócrates.

“Dime”, dijo el viajero, “¿cómo son las gentes de Atenas?”

“Bueno”, dijo Sócrates, “dime de dónde vienes tú y como es la gente de allí, y te diré como son las de Atenas”.

“Soy de Argos. Y estoy orgulloso, las gentes de ahí son las más amables, felices y generosas que jamás puedas encontrarte”

“Y yo me alegro enormemente de decirte, amigo mío,”, dijo Sócrates, “que las gentes de Atenas son exactamente igual”

El viajero prosiguió su camino y a Sócrates la conversación le hizo sentir ganas de celebrar la bondad y la humanidad del mundo. De modo que su mirada se dirigió hacia el odre de vino que tenía en el suelo, se preguntó si sería muy temprano para tomar un trago de vino, cuando apareció otro viajero.

“¡Saludos, buen hombre! ¿puedes decirme si este es el camino para Atenas?”.

Igual que había hecho con el viajero anterior, Sócrates le aseguró que así era. “Sigue todo recto, es una ciudad bastante grande, no tiene pérdida”

“Dime”, dijo el viajero, “¿cómo son las gentes de Atenas?”

“Bueno”, dijo Sócrates, “dime de dónde vienes tú y como es la gente de allí, y te diré como son las de Atenas”.

“Soy de Argos”, dijo el segundo viajero, “y me entristece y me desagrada decirte que la gente de Argos son las más ruines, despreciables y menos amistosas que jamás puedas encontrar”.

“Y a mi me desagrada enormemente tener que decirte, amigo mío”, dijo Sócrates,  “que las gentes de Atenas son exactamente igual”.

Adaptación del libro:  La magia de la metáfora  de Nick Owen

 

Share on Facebook
Publicado en CUENTOS por patty. No hay comentarios

COMO PARAR EL PENSAMIENTO

 

Hoy, 3 personas me han hecho la misma pregunta, ¿Cómo puedo parar mi pensamiento?

Les ha pasado que están tan tranquilos haciendo sus cosas y de repente el  cerebro se pone a pensar en cosas que aún no han ocurrido, imagina situaciones en el futuro, o empieza a revivir el pasado y a preocuparse viendo resultados negativos.

Y los “YSIS”?.  Machacan nuestros pensamientos poniéndonos muy nerviosos.

Y si no lo hago bien

Y si piensa mal de mí

Y si no gusto

Y si se estropea

Y si cree que yo he pensado…

Esto nos provoca una gran inquietud, pero no podemos enfrentarnos a esos acontecimientos por que no existen, los estamos imaginando. En cambio, son estupendos cuando los utilizamos para ser creativos, y si le agrego un poco más de color? y se le pongo una pizca de pimienta?..etc.

La incapacidad para dejar de pensar, aumenta el malestar, para evitar escuchar ese parloteo, encendemos la TV y aun que no veamos nada, hacemos zapping durante un largo tiempo, o nos ponemos los cascos y escuchamos música sin oír, hacemos uso de  drogas, comida o iniciamos largas partidas de videojuegos, “queremos desconectar”.

Pero, ¿como desconectar de forma conciente?. Una de las formas de interrumpir esa pauta, es que nosotros tomemos el control, si no le damos algo que hacer a nuestro cerebro, se da vueltas en lo mismo, por que se aburre y su pasatiempo favorito es hincarle el diente a los problemas.

Debemos aprender a dirigir eficazmente  nuestro cerebro, no podemos dejar que tome el mando y marche por su cuenta como si fuera un coche sin conductor, nosotros tenemos que marcarle una dirección.

Lo primero es saber que ha provocado el malestar o la preocupación, pregúntate, tomate un tiempo para ti, para saber que sientes, que hay de verdad en ese sentimiento y cuanto lo has imaginado tu.

Sigamos con el ejemplo del coche, si se enciende una luz en el salpicadero, te está avisando que algo no anda bien, entonces tu lo detienes, lo mismo pasa con nuestras emociones, nos informan de una necesidad o que algo no funciona debidamente, es ahí cuando hay que pararse y preguntarnos que es lo que nos preocupa, eso es darle una dirección a nuestro cerebro, alimentarlo con pensamientos que tengan sentido y nos aporten claridad para resolver lo que nos inquieta.

Cuando nos hacemos las preguntas correctas, configuramos nuestros pensamientos y desechamos los que son improductivos, eso nos aporta claridad mental y una vida más feliz.

“Aquel que hace preguntas, no puede evitar las respuestas”.

Proverbio del Camerún

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Publicado en CRECIMIENTO PERSONAL por patty. 8 comentarios

¿QUE ES EL APEGO?

Voy a contarles un experimento que realizaron los psicólogos Harlow y Harlow (1962) para observar como se produce la conducta de apego.
Separaron a 8 monos de sus madres a las doce horas de haber nacido, los colocaron en jaulas individuales con dos “madres”, una de alambre y otra cubierta de felpa, ambas tenían un biberón de leche, cuatro monos lo tomaban de la madre de alambre y los otros cuatro de la cubierta con felpa. Los 8 ganaron peso por igual, pero su comportamiento fue diferente, a los 165 días todos los monos preferían a la madre de felpa, cuando estaban asustado, se aferraban a ella, y pasaban la mayor parte del tiempo abrazándola.
Esto demuestra que la alimentación y el contacto con la madre son necesidades diferentes.

El apego es un lazo afectivo muy fuerte y duradero que se crea entre un bebe y su madre o la persona que lo cuida. Es una conducta innata que facilita la supervivencia ya que nos permite mantener cerca a un adulto cuando aún no somos capaces de valernos por nosotros mismos.
Los niños sienten temor por separación cuando se aleja su madre, pierden la figura de apego, y ahí rompen a llorar, en cuanto aparece, se calman ya que vuelven a sentirse seguros.
Al tener un vínculo estable y seguro con la madre, se siente protegido y empieza a explorar, tiene curiosidad por su entorno y comienza el aprendizaje de nuevas habilidades.
La sensibilidad y la capacidad de entender las necesidades afectivas del niño por parte de los padres es muy importante en la formación del apego, pero ¿cuales son las experiencias que forman el apego? conductas como mimarlo, acariciarlo, acunarlo, consolarlo, cantarle y el tono de voz con que les hablamos.

Si pudiéramos recordar cuando nuestra madre nos decía  en un tono cálido “eres hermoso”, mientras nos miraba llena de ternura, seguro que sentíamos cosas muy buenas acerca de nosotros mismos.
Los niños que han tenido una relación afectiva sólida en la infancia, de mayores suelen tener relaciones armoniosas con amigos y compañeros de colegio, se asocia con mayor autoestima, son más independientes y empáticos y esto se mantiene en la edad adulta.
Así pues, prestémosles toda la atención que podamos a nuestro hijo, que no influyan en nosotros los consejos como: “déjalo que llore, ya se acostumbrará” o “no lo cojas en brazos, lo vas a malcriar”, deja que tu instinto te guíe y escucha siempre tu corazón, así crecerán niños más felices y llenos de posibilidades.

Aquí les dejo el estudio que hizo Bowlby, J.(1985) donde describe las 4 etapas del apego.

ETAPA DE PREAPEGO: (nacimiento a 6 semanas)
El recién nacido responde a las caricias de los adultos, orienta la vista hacia las personas que lo cuidan y ya distingue la voz de la madre de otras personas, pero aún no muestra conductas de apego.

ETAPA DE FORMACIÓN DE APEGO: (6 semanas a 6-8 meses)
El niño ya distingue a su madre del resto de las personas que lo rodean, le sonríe, balbucea, muestra más atención a sus movimientos, se muestra más tranquilo cuando es la madre quien lo tiene en brazos.
Sin embargo su malestar es casi igual cuando se separa de su madre que cuando lo hace de otras personas.

FASE DE APEGO PROPIAMENTE DICHO. (6-8 MESES A 18 MESES-2 AÑOS)
Las reacciones de ansiedad y enfado ante la separación de la madre, son una muestra clara del apego que mantiene con ella. Tiene una clara preferencia por la madre, incluso rechaza el contacto con otras personas. Todas las accione que realiza ( andar a gatas y manipular objetos) están orientada a conseguir que la madre este presente.

FORMACIÓN DE RELACIONES RECÍPROCAS: (a partir de los 18 meses a 2 años en adelante)
La capacidad de representar mentalmente a la madre cuando esta ausente y el comienzo del habla
cambian la conducta del niño, ya no siente ansiedad ante la separación porque la madre puede explicarle verbalmente que va a volver, cuando se les explica el tiempo que va ha durar la separación y por que, los hijos se quedan mucho más tranquilos.

Share on Facebook
Publicado en PADRES/HIJOS por patty. 8 comentarios

LAS PALABRAS

Quería iniciar mi andadura en este Blog con aquello que me acercará a vosotros, Las Palabras.
Se han puesto a pensar en la fuerza que tienen? las usamos para representar nuestro mundo, tener contacto con los demás, nos hacen llorar o reír, con ellas podemos consolar o herir y provocan un gran impacto sobre nuestras emociones.
No somos concientes del efecto que tienen en nuestros estados de ánimo y en las relaciones afectivas.
Prestemos atención a lo que nos decimos habitualmente: Que torpe soy – Esto se me da fatal – Soy estúpido/a – Odio mi pelo, nariz, pechos, piernas, etc.. Estoy deprimida/o, Agotada/o, Furiosa/o, Tensa/o….esta forma de hablar afecta a la forma de evaluar las cosas, y por lo tanto, a nuestra forma de pensar. Si utilizamos palabras con carga positiva para definirnos y hablarnos a nosotros mismos, podemos cambiar nuestro estado de ánimo, no les parece fascinante?
Las palabras que elegimos para describir como nos sentimos o como nos vemos, afectan a nuestra comunicación interna y en consecuencia, a lo que experimentamos, tenemos que ser cuidadosos al utilizarlas porque no solo tienen significado para nosotros, sino también para los que nos rodean.
Si alguien nos dice “Eres un ignorante” o “Eres un mal educado”, por muy alegre que estés en esos momentos, esas palabras cambian tu emoción, te llenan de ira.
Y si yo te digo…”Eres una persona estupenda”, “Eres un excelente amigo” o “Me encanta tu entusiasmo”, seguro que con solo leer esas frases, ya experimentas sensaciones agradables.
Las palabras activan nuestras emociones, pueden intensificar o disminuir cualquier estado emocional, tienen un gran impacto sobre nuestra experiencia, de ahí la importancia de elegirlas concientemente.
Te propongo un pequeño ejercicio que solo te tomara unos minutos, piensa en 3 palabras que utilizas habitualmente de forma negativa para expresar como te sientes, para descubrirlas pregúntate ¿Cuales son los sentimientos negativos que experimento con mayor fuerza? y transformarlos en otros que tengan menor intensidad emocional, observa como cambia tu forma de sentir y pensar.
EJ.-
Soy estúpida/a …………. Me he equivocado
Estoy furiosa/o …………. Estoy herido
He fracasado …………. He tenido un tropiezo
Tengo miedo …………. Me siento incomodo

Recuerda, las palabras que elegimos para describir nuestras experiencias, pueden transformar de forma mágica nuestros estados de ánimo, esos pequeños signos son un maravilloso regalo.

Share on Facebook
Publicado en Sin categoría por patty. 30 comentarios